Emblema - Prosperidad Socia

En pandemia, Prosperidad Social culmina con éxito atención a 9500 hogares afrocolombianos e indígenas con el programa IRACA

  • La directora de la entidad, Susana Correa Borrero, destacó el impacto de esta intervención que benefició a 5.479 familias indígenas y 3.751 afrocolombianas.
  • La operación abarcó, 9 departamentos y 22 municipios, una inversión que ronda los 60.800 millones de pesos, el fortalecimiento de 496 comunidades rurales y 437 proyectos de desarrollo en marcha.
  • Voceras de USAID y OIM, organizaciones aliadas en esta intervención, destacaron la participación de las comunidades y la importancia del apoyo a las poblaciones vulnerables como camino hacia la paz.

Bogotá, D.C. 14 de octubre de 2020.  Con un balance atención exitosa a 9.500 hogares afrocolombianos e indígenas, culminó en medio de la pandemia una de las intervenciones más grandes de Iraca, programa de Prosperidad Social con enfoque integral y diferencial étnico, que promueve la seguridad alimentaria y el fortalecimiento social y económico de familias vulnerables de esta población. El cierre virtual, en el que participaron representantes de sectores públicos y privados, estuvo encabezado por la directora general de la entidad, Susana Correa Borrero.

Durante el encuentro, que se desarrolló en la Semana de la Inclusión por la Equidad, en el marco de la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, se mostraron diversos testimonios de algunos de los participantes que hacen parte de las 496 comunidades rurales dispersas afectadas por el conflicto armado, que se benefician de los aportes a capital de trabajo como herramientas, insumos para artesanías, ganado, especies menores, activos productivos como tiendas y panaderías comunitarias, lanchas, un trapiche panelero, e infraestructura de poscosecha para cacao, café y para telares, entre otros.

“Son 3.751 familias afrocolombianas, 5.751 indígenas, ubicadas en 22 municipios de 9 departamentos del país, pertenecientes a 28 consejos comunitarios y 46 resguardos, en quienes, estamos seguros, habremos sembrado la semilla y aportado la fuerza de entrada de muchas oportunidades de desarrollo, construcción de habilidades y capital, que impactarán favorablemente las condiciones de vida de todas esas familias”, expresó la directora Correa, y agregó: “con una inversión superior a 60.800 millones de pesos, hoy tenemos la gran satisfacción de cerrar 437 proyectos que responden directamente a la vocación de las comunidades y territorios, y, por supuesto, a sus tradiciones”.

Esta operación de IRACA se realizó en alianza con el programa Inclusión para la Paz (IPA), de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cuyas representantes en Colombia, Camila Gómez y Ana Duránsalvatierra, respectivamente, también intervinieron en el acto protocolario de cierre destacando los resultados de la cooperación internacional en este trabajo conjunto con el gobierno nacional, refiriéndose a la importancia de la participación activa de las comunidades en el camino hacia la paz, la participación femenina que alcanzó un 56% de la población beneficiaria, la generación de confianza, la integralidad del programa y el fortalecimiento de las comunidades étnicas, además del cierre de brechas entre los resguardos indígenas y los consejos comunitarios de la población afrocolombiana.

Entre los logros también se destacó la conformación y capacitación de 247 comisiones de control social con 1.020 delegados y una importante articulación con la institucionalidad del sector público y organizaciones privadas y comunitarias, como el SENA, Artesanías de Colombia, las federaciones de cafeteros y cacaoteros, los paneleros, los departamentos y municipios, además de los consejos comunitarios y resguardos participantes, que servirá como tejido para garantizar la sostenibilidad en el tiempo de todas las iniciativas desarrolladas.

En representación de las comunidades participó de manera presencial el gobernador del Resguardo Yanakona, del municipio de Almaguer, en Cauca, Giovani Omén, quien expresó, junto con sus compañeros y compañeras, agradecimientos a nombre de las comunidades porque en varios de sus territorios IRACA representó la primera presencia que tuvieron de programas del estado y manifestaron su expectativa de la continuidad de este tipo de apoyo, e hicieron un llamado a entender su necesidad de respaldo a la defensa de sus derechos y de la vida de la población indígena.

Actualmente con el programa Iraca se tienen otras intervenciones activas en el país. En convenio con diferentes operadores, la entidad atiende 13.891 hogares indígenas y afrocolombianos en 11 departamentos, con una inversión de 94.860 millones de pesos que se invierten en los objetivos del programa:  promover el acceso a alimentos para autoconsumo e iniciativas productivas y fortalecer el liderazgo y el empoderamiento de las comunidades.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn