Familias en su tierra ayuda mejorar condiciones de habitabilidad en municipios de Nariño

  • Casi 1.006 millones de pesos se invertirán en el componente Vivir mi casa para mejorar la habitabilidad y la vivienda en Tumaco.
  • Los recursos del programa Familias en su tierra y las donaciones de alimentos son parte de las acciones del Gobierno nacional ejecutadas por Prosperidad Social en el departamento.

Pasto, Nariño. 27 de agosto de 2020. Prosperidad Social presenta avances del programa Familias en su tierra y de la gestión de donaciones en Tumaco y otros municipios de categoría rural disperso de Nariño. En Tumaco la entidad entregó incentivos para mejorar las condiciones físicas y de habitabilidad de las viviendas a 127 hogares, de 695 proyectados para recibir incentivos del componente Vivir mi casa de Familias en su tierra. En ese municipio inició también la entrega de kits alimentarios para paliar la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, parte de las donaciones gestionadas por la entidad en el departamento.

La meta es que los 695 hogares que atiende Familias en su tierra en Tumaco puedan reclamar el incentivo de Vivir mi casa. Los recursos para otorgar el incentivo a todas esas familias llegan a los 1.006 millones de pesos. Para los 127 hogares que lo han recibido se han invertido 184 millones de pesos. Para el primer ciclo de entregas, que pretende cubrir 397 hogares, los recursos otorgados suman 574.459.000 pesos.

El componente Vivir mi Casa equivale a 1.447.000 pesos para cada hogar. El incentivo hace parte también de la estrategia Casa Digna, Vida Digna del Gobierno nacional, que pretende reducir el déficit cualitativo de vivienda y promover la legalidad y equidad en el país. Busca la transformación de las viviendas y los barrios a través de cuatro componentes: titulación de predios, conexiones intradomiciliarias, acabados y estructura, y transformación a escala urbana y rural.

El director regional de Prosperidad Social en Nariño, José Jaime Rosales, destacó la importancia que tienen estos recursos para la reactivación e impulso de la economía local. Se entregan en forma escalonada, atendiendo estrictas medidas de bioseguridad.

La operación de Familias en su tierra en Nariño está focalizada en Tumaco, La Llanda y El Charco. El programa promueve además la seguridad alimentaria, el fortalecimiento comunitario y la generación de ingresos sostenibles. Está dirigido a hogares víctimas de desplazamiento que han retornado a sus territorios o fueron reubicados, y que se encuentran en condición de pobreza. “Esta es la séptima versión del programa. Este año tenemos como meta llegar a 36.160 hogares en todo el país: 90 municipios en 24 departamentos, con una inversión total de 292.062 millones de pesos”, dijo Susana Correa Borrero, directora general de Prosperidad Social.

Donaciones

En Nariño la entidad distribuye 3.600 paquetes alimentarios que están destinados a igual número de familias en cinco municipios. Su entrega es posible gracias a la alianza con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La dirección regional de Prosperidad Social y los alcaldes municipales se encargan del acopio y distribución.

La entrega inició en Tumaco, municipio al que le fueron asignados 1.300 kits, y Magüí Payán y Santa Bárbara de Iscuandé, con 575 mercados cada uno. La Tola y Roberto Payán son los otros municipios seleccionados. Los mercados tienen un costo cercano a los 230 millones de pesos, contienen 17 tipos de alimentos no perecederos, frescos y embalados con todas las condiciones de seguridad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn