“Buenaventura será foco de nuestros esfuerzos para superar la pobreza extrema”: directora del DPS

  • Ajustes a los programas del Departamento para la Prosperidad Social -DPS- anunció la directora Susana Correa Borrero en el marco del acompañamiento a dos jornadas de inclusión productiva realizadas en Buenaventura y Cali.
  • Muestra de productos y servicios, y grados de Empleo para la Prosperidad, se realizaron en las dos ciudades para beneficiar a población vulnerable.
  • Estas dos inversiones en programas de inclusión productiva en el Valle superan los $1.500 millones.

Cali, Valle. Octubre 26 de 2018. Buenaventura será el foco de los mayores esfuerzos del Departamento para la Prosperidad Social –DPS- en el marco de la política del nuevo gobierno de concentrar su acción en las zonas del país que padecen los mayores índices de pobreza extrema, indicó la directora general Susana Correa Borrero en el marco del acompañamiento a dos jornadas de programas de inclusión productiva realizadas en la mencionada ciudad portuaria y en Cali, respectivamente.

En Buenaventura, la directora Correa presidió el jueves una muestra de productos y servicios en la que participaron más de 300 emprendedores quienes se han forjado en el programa Mi Negocio, gracias al cual hoy cuentan con su propio emprendimiento que les ha permitido mejorar sus condiciones de vida.

En Cali la actividad estuvo centrada en la graduación de 260 personas que a través del programa “Empleo para la Prosperidad”, cursaron y culminaron satisfactoriamente sus estudios en formación técnica y complementaria en calzado, cocina y bar, auxiliar contable y servicio al cliente; con lo cual buscan mejoran sus competencias para la inclusión laboral.

La directora indicó que además de Buenaventura, también se priorizarán las zonas más afectadas por la pobreza en la zona oriental de Cali y en la franja costera frente al Pacífico, que dentro del mapa nacional presentan las más graves afectaciones de pobreza, al igual que los departamentos de Chocó, La Guajira y Magdalena. Con este nuevo enfoque se busca lograr la meta de sacar de la pobreza extrema a 3,5 millones de personas en este cuatrienio.

Señaló también que en los ajustes que se están planteando para los programas de superación de la pobreza extrema, los ejes fundamentales serán la formalización y la sostenibilidad de los emprendimientos y la articulación entre los diferentes programas o su mejoramiento enfocado a cerrar ciclos y eliminar rupturas entre unos y otros. 

Nos vamos a proponer que, por ejemplo, los niños, niñas y adolescentes, que logran crecer más sanos, educarse y terminar el bachillerato con el apoyo de Familias en Acción, puedan tener una continuidad en su formación de capital humano accediendo al programa Jóvenes en Acción, el cual los apoya para que realicen estudios superiores. Para el caso de empleabilidad, se fortalecerán las relaciones con el sector productivo para facilitar la vinculación laboral de las personas que formamos para el trabajo“, señaló la directora Susana Correa.

Finalmente, destacó también que, a la fecha, el programa “Empleo para la Prosperidad” ha logrado que más de 6.000 personas de todo el país que hacen parte de la población vulnerable, estén vinculadas laboralmente.

Estas intervenciones en Valle se desarrollan con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Departamento para la Prosperidad Social brinda apoyo y promueve iniciativas en materia de inclusión laboral, social y productiva para superar pobreza en Colombia.