Emblema - Prosperidad Socia

Un total de 36.000 familias desplazadas recibirán apoyo para su estabilización socioeconómica

  • En 2018, el Departamento para la Prosperidad Social apoyó la reubicación y retorno de más de 15 mil hogares desplazados.
  • Inversión del año superó los $73.000 millones de pesos.

Bogotá, D.C., diciembre 18 de 2018. El Gobierno nacional dará continuidad al programa Familias en su Tierra (FEST), y anunció que tendrá para el próximo año alrededor de 36.000 nuevos cupos para apoyar con estabilización socioeconómica a igual número de familias desplazadas que han sido reubicadas o retornadas a sus territorios.

Así lo dijo el director de Inclusión Productiva del Departamento para la Prosperidad Social -DPS- Carlos Bernal, al presentar el balance anual de cierre del programa realizado en Bogotá y en el que estuvieron presentes también directivos de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), socia ejecutora de las acciones en territorio.

A la actividad concurrieron representantes de diversas organizaciones públicas y privadas que trabajan por la inclusión social y económica de la población vulnerable y participantes de FEST, quienes expusieron una muestra de sus logros.

Con el Programa FEST Prosperidad Social ha contribuido a la estabilización socioeconómica de los hogares víctimas de desplazamiento forzado, retornados o reubicados, a través de una intervención integral que incluye el fortalecimiento del capital humano y social, seguridad alimentaria, habitabilidad y generación o fortalecimiento de proyectos productivos“, indicó Bernal, quien agregó que, durante este año, se invirtieron recursos por más de $73.000 millones en el acompañamiento de algo más de 15 mil familias en todo el país.

Dentro de esta misma intervención social, se reportó que en el mismo lapso han sido entregados insumos para más de 14.700 huertas caseras; se han instalado y mejorado 358 huertas comunitarias y se avanza en la entrega de 210 proyectos de sociales de interés comunitario como adecuación o mejoramiento de escuelas y vías veredales.

Gracias al trabajo duro hemos obtenido dos premios: cacao platino y cacao de oro.  Eso nos permitió estar en una feria internacional en París, Francia, representando a los cultivadores que estamos surgiendo. Así nos dimos cuenta de que estamos haciendo las cosas bien. Hoy tenemos tres hectáreas en producción y dos más en levante. Necesitamos contratar más obra de mano y eso pues también nos llena de satisfacción: saber que podemos contribuir a que otra persona tenga también una oportunidad de trabajo para poder subsistir“, cuenta José Gallego, campesino que con el apoyo de FEST regresó a Valencia, Córdoba junto a su familia.

Otro de los resultados ha sido la entrega de 14.700 incentivos para mejoramientos de habitabilidad de las viviendas e igual número de proyectos productivos respaldados.  Ambos significan una importante base para reiniciar la generación de ingresos de las familias y mejorar sustancialmente su calidad de vida para sus sostenimiento y estabilización.