Gobierno nacional a través de Prosperidad Social impulsa más de 12.000 emprendimientos de población vulnerable en todo el país

  • A través del programa Mi Negocio, Prosperidad Social y la OIM se han unido para estimular la generación de ingresos en población vulnerable.
  • Alrededor de $47.700 millones es el presupuesto destinado para apoyar a los 12.147 participantes actuales
  • La intervención abarca 87 municipios de 19 departamentos.​

Bogotá, D.C., marzo 15 de 2019. Con un presupuesto por el orden de los 47.700 millones de pesos, el Departamento para la Prosperidad Social y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) avanzan en todo el país impulsando la puesta en marcha o fortalecimiento de más de 12.100 emprendimientos de población vulnerable a través del programa Mi Negocio.

Con este programa, se busca estimular la inclusión productiva como uno de los pilares estratégicos para la reducción de la pobreza y el avance en equidad de quienes están en mayores condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

En este convenio se están cubriendo 87 municipios de los departamentos de Antioquia, Arauca, Archipiélago de San Andrés y Providencia, Atlántico, Bolívar, Caldas, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Huila, La Guajira, Magdalena, Nariño, Quindío, Risaralda, Santander y Valle del Cauca.

El programa Mi Negocio es una apuesta de la entidad y del Gobierno al emprendimiento como pilar fundamental para superar pobreza. Estamos trabajando sin descanso en todo el país para generar opciones de emprendimiento y empleabilidad para quienes viven en condiciones de vulnerabilidad o pobreza“, dijo el director de Inclusión Productiva del Departamento para la Prosperidad Social, Carlos Bernal.

Como parte de su ruta, el programa capacita en temas empresariales a quienes deseen iniciar o fortalecer una idea de negocio, posteriormente los acompaña en la formulación de un plan de inversión que deben sustentar ante un jurado que califica su viabilidad y a quienes pasan esta prueba se les entregan insumos, maquinaria o equipos hasta por $2.000.000. Para 2019 esta cifra se incrementará a $3.000.000.

Los emprendimientos más recurrentes son negocios de producción y venta de alimentos y bebidas, confección, estética, artesanías, bisutería, comercio minorista y servicios generales, entre otros.

Sobre el programa, participantes como Yesenia Melendres, quien elabora y vende refrescos en Riohacha, La Guajira, destaca cómo el aporte de un refrigerador, mesa de trabajo, estufa y utensilios más apropiados, para cuya adquisición no había tenido dinero, le ha permitido incrementar hasta tres veces su producción y mejorar sus ingresos. “Me gustó mucho la seriedad con que trabajan porque recibí lo que esperaba para mejorar mi negocio y ahora estoy trabajando mucho mejor, con más comodidad y rendimientos“, cuenta.

Posterior a la capitalización o entrega de activos, se realizan visitas, talleres y encuentros con los participantes, con quienes se hace seguimiento al proceso para apuntalar el éxito y la sostenibilidad a futuro de cada proyecto.

Como cierre, el 20% de los participantes más destacados por su desempeño, reciben un acompañamiento adicional de fortalecimiento durante el cual construyen y ejecutan un plan de mejoramiento y participan en ferias de oportunidades donde se les articula con oferta de entidades relacionadas con el sector: bancos, gremios y cámaras de comercio, entre otros, con el fin de reforzar su proyección y crecimiento.​