Prosperidad Social rinde cuentas de la gestión realizada en 2019

Prosperidad Social rinde cuentas de la gestión realizada en 2019

  • La entidad trabajó para lograr la doble inclusión, social y productiva, que ha permitido generar oportunidades e ingresos en la población más vulnerable del país.
  • Prosperidad Social acompañó a 2,3 millones de hogares con Familias en Acción y vinculó a unos 140.000 estudiantes a Jóvenes en Acción. 

Bogotá. D.C. junio 25 de 2020. Prosperidad Social rindió cuentas esta semana sobre la gestión realizada en 2019, destacando la atención de 2,3 millones de hogares con Familias en Acción, la ampliación de cobertura de Jóvenes en Acción y el diseño de una estrategia para la superación de la pobreza acorde con los principios de política moderna establecidos por el Gobierno nacional.

La directora de la entidad, Susana Correa Borrero, informó que en 2019 la inversión en Familias en Acción fue de 1,8 billones de pesos: “Beneficiamos a más de 2,3 millones de hogares en 1.103 municipios. Eso equivale a atender a cerca de 10 millones de personas”.

Jóvenes en Acción incorporó a 140 mil estudiantes, superando la meta del año (100.000 nuevos inscritos). De esos nuevos participantes, 26.000 son víctimas de la violencia. Al terminar 2019 el programa tenía 239.000 inscritos. La meta para el cuatrienio es llegar a 500.000 participantes. “Con nuestros programas de Transferencias Monetarias Condicionadas la inversión superó los 2 billones de pesos”, dijo Correa.

El evento de rendición de cuentas se transmitió a través de Facebook Live y Canal Institucional en dos jornadas: 23 y 25 de junio respectivamente. En la primera, las subdirecciones de la entidad expusieron el ejercicio por programas y en la segunda Prosperidad Social lideró la rendición de todo el sector que encabeza, el de la Inclusión Social y la Reconciliación.

Correa Borrero explicó que la Ruta para la Superación de la Pobreza, estrategia integradora de las acciones de la entidad, pretende priorizar la atención de hogares en pobreza extrema y articular el trabajo de los programas para optimizar recursos y mejorar resultados. Además de las transferencias monetarias, de esa estrategia integrada hacen parte los programas de Inclusión Productiva e Infraestructura Social.

En Inclusión Productiva, el programa Mi Negocio capacitó a unas 13.500 personas que no tenían acceso a fuentes de financiación y aportó recursos (42.000 millones de pesos invertidos) para sus iniciativas de negocio. El programa abrió 10.510 nuevos cupos durante esa vigencia. Con el programa de Emprendimiento Colectivo la entidad acompaño a 467 organizaciones, invirtiendo 21.500 millones de pesos para impulsar proyectos de pesca, agricultura, artesanía y cultura. En las organizaciones participantes hay unas 4.000 mujeres cabeza de familia y 2.300 personas víctimas de la violencia.

La entidad ejecuta programas integrales para mejorar la seguridad alimentaria y las capacidades productivas de las comunidades. En 2019 vinculó a 19.500 hogares a los programas IRACA y ReSA (Red de Seguridad Alimentaria), 16.000 de ellos pertenecientes a pueblos étnicos: 10.400 hogares indígenas y 5.300 afrocolombianos.

El programa Familias en su Tierra acompaña a víctimas del desplazamiento retornadas o reubicadas. En 2019 participaron 12.000 hogares y con la operación que inició a finales de ese año, se vincularon 36.000 familias de 14 departamentos. “Estos programas responden a nuestros compromisos con las víctimas de la violencia y la implementación del acuerdo de paz. En el 2019 iniciamos el proceso de vinculación de 25.700 hogares en 78 municipios PDET”, dijo Correa.

En Infraestructura Social y Hábitat, Prosperidad Social intervino 103.000 viviendas con mejoramientos de baños, cocinas, habitaciones y los entornos, según la necesidad de los habitantes y las comunidades. “Además destinamos 500.000 millones de pesos en 210 proyectos de infraestructura, como plazas de mercado y pavimentación de vías en barrios vulnerables. Le cumplimos al Acuerdo de Paz con la construcción o adecuación de 12 plazas de mercado, de las cuales 7 ya están en ejecución y 5 contratadas y listas para iniciar obra”, dijo Correa.

En el evento, la Directora de Prosperidad Social recordó que en 2019 se realizaron los pilotos de la Estrategia Unidos, en Córdoba y Nariño, y de Superando Barreras para la Inclusión, en Valle del Cauca.

El primero permitió evaluar y ajustar el diseño de Unidos, estrategia central en la superación de la pobreza extrema. En los dos departamentos fueron acompañados

58.000 hogares (en 24 municipios de Córdoba y 53 de Nariño). La evaluación permitió valorar lo requerido en diseño para escalar la operación de la estrategia a todo el país.

Con el piloto de Superando Barreras, la alianza encabezada por Prosperidad Social atendió a 1.600 personas vulnerables en Buenaventura y Cali, ofreciendo capacidades para acceder a un empleo formal. A la iniciativa se sumaron 24 empresas, logrando la vinculación laboral formal de 762 beneficiarios.

Correa reiteró que uno de los principales objetivos del gobierno del presidente Iván Duque Márquez es reducir la pobreza en Colombia y de este modo contribuir a un país con mayor equidad, razón por la cual, la entidad que lidera, en 2019 realizó ajustes, rediseñó sus programas y puso en marcha nuevas estrategias para atender de manera efectiva a la población en condición de pobreza y vulnerabilidad en el país.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn