Emblema - Prosperidad Socia

Prosperidad Social finaliza ciclo de atención a 13.891 hogares indígenas y afrocolombianos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
  • A través del programa Iraca, la entidad invirtió 94.860 millones de pesos en acompañamiento a comunidades étnicas, en once departamentos.
  • Con estos recursos promueve la seguridad alimentaria, la generación de excedentes agroproductivos y el fortalecimiento social y comunitario para comunidades vulnerables y en riesgo de desaparición.  

Bogotá, D.C. Septiembre 23 de 2021.  Prosperidad Social está finalizando el cuarto ciclo del programa Iraca, durante el cual acompañó a 13.891 hogares indígenas y afrodescendientes en once departamentos del país. “Es la primera vez que Prosperidad Social atiende este volumen de población a través de Iraca.  La inversión es de 94.860 millones de pesos”, dijo Susana Correa Borrero, directora general de la entidad. 

Iraca está orientado a la atención de comunidades étnicas: principalmente indígenas y afrodescendientes habitantes de territorios colectivos. Son poblaciones de especial protección constitucional, por la situación de sus derechos y por su vulnerabilidad y riesgo de desaparición física y cultural.  

A través de Iraca, Prosperidad Social promueve el acceso a alimentos para autoconsumo, facilita oportunidades para generar excedentes agroproductivos y para fortalecer la organización social y comunitaria de las poblaciones vinculadas. La pandemia y otras situaciones obligaron a extender la operación de este ciclo (2019-2020) hasta este año.

“Este fue una intervención que se dio en unos contextos muy difíciles -expresó Brasilia Romero Sinisterra, directora de Inclusión Productiva.  La pandemia y los paros generaron restricciones en la movilidad y retrasos en las actividades y entregas de insumos. Afortunadamente todo se fue superando y ya estamos ad portas de culminar un ciclo exitoso en beneficio de las comunidades étnicas rurales que más necesitan del apoyo estatal.” 

Este fue una intervención que se dio en unos contextos muy difíciles -indicó Brasilia Romero Sinisterra, directora de Inclusión Productiva.  La pandemia y los paros generaron retrasos en las actividades y entregas de insumos a las comunidades. Afortunadamente todo se fue superando y ya estamos ad portas de culminar un ciclo exitoso en beneficio de la gente que más necesita del apoyo estatal.”  

Las alianzas para la implementación del programa permitieron la atención de 1.800 hogares más, gracias a los socios operadores: 15.691 hogares en total durante el ciclo, sumados a los 13.891 financiados por Prosperidad Social. Los socios aportaron recursos adicionales: más de 12.300 millones de pesos. Sumado a los recursos de la entidad, la inversión correspondiente a este periodo superó los 107.160 millones de pesos. 

En este ciclo, el programa operó en 32 municipios de Cesar, Magdalena, La Guajira, Antioquia, Chocó, Caldas, Nariño, Cauca, Guainía, Vichada y Valle del Cauca. Apoyó a 34 consejos comunitarios –territorios afrodescendientes– y 60 resguardos indígenas. Mientras terminan las últimas actividades en la zona II de este cuarto ciclo, la entidad inició acciones para la quinta intervención de Iraca: período 2021-2022.